31 de enero de 2013

BIOSFERA y las especies alóctonas invasoras

En los últimos días hemos visto como la panorámica verde ha empezado a dar protagonismo a uno de los problemas más extendidos en la actualidad, y más ignorados hasta el momento: las especies alóctonas invasoras. A raíz de la aprobación del Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula el listado y catálogo español de especies exóticas invasoras, por fin se comenzó a abordar con firmeza este atentado contra la biodiversidad, concluyendo con una serie de actuaciones de obligatorio cumplimiento para las especies recogidas en los anexos del mismo y las especies que se vayan incorporando a los mismos.

El problema es complejo y extendido en nuestro país, y ya es conocido que algunas zonas del territorio español sufren fenómenos de invasiones biológicas muy graves, como ciertas zonas costeras, numerosas infraestructuras viarias, varios embalses, o las Islas Canarias. Ayer mismo veíamos en la prensa como se hacía referencia al Principado de Asturias, como cualquiera ve que el “Paraíso Natural” es un eucaliptal... ¿será ésta la triste realidad?. Y es que es verdad que cuando alguien accede a Asturias, principalmente por la costa, no se queda ajeno a la visión que esperaba y la que recibe del territorio.

Este aspecto paisajístico es uno de los más visibles, pero mayor problema suponen otras especies menos visibles, como la hierba de la pampa (Cortaderia selloana)el visón americano (Neovison vison), o el cangrejo de río americano (Procambarus clarkii), que ya campan a sus anchas por las regiones de la Costa Cantábrica, la España Verde, y hay otras muchas que tan sólo están comenzando a cambiar los recursos disponibles.

Invasión biológica por el plumero o hierba de la pampa (Cortaderia selloana)

En este campo BIOSFERA viene realizando desde hace años evaluaciones del estado de las invasiones de flora y la fauna alóctona, así como de las comunidades en las que se localiza ésta problemática. A partir de criterios como la extensión de la invasión, el grado de desarrollo, o la vulnerabilidad del medio invadido, se diseñan los programas más adecuados de control y erradicación para cada zona, utilizando las medidas o tratamientos más adecuados para cada especie invasora. Los tratamientos específicos para el control de las especies de flora invasora pueden ser físicos, químicos o mixtos, presentando distinta eficacia según la especie a tratar; pero para el control de la fauna invasora los métodos son mucho más complejos, incluyendo descastes, capturas con trampas, pescas eléctricas, esterilizaciones, eliminación de nidos, entre otras muchas con éxito diverso.

Taxón invasor alóctono de origen africano, la uña de gato (Carpobrotus acinaciformis) 

BIOSFERA en su compromiso de excelencia ambiental, y con independencia de los trabajos específicos de control y erradicación en aquellas zonas con mayor problemática, tiene en consideración esta lacra ambiental en todos sus trabajos, incorporando en cada uno de los proyectos en los que participa diferentes medidas preventivas o protectoras, que resultan muy efectivas para evitar potenciales invasiones biológicas a gran escala.

Si quiere ampliar información sobre nuestros trabajos de Biodiversidad de BIOSFERA pinche aquí, igualmente puede visitar nuestra sección de Gestión y Conservación de Flora y Fauna pinchando aquí.

Visita noticias recientes de invasiones biológicas: Cualquiera ve que el "paraíso natural" es un eucaliptal, pero eso no vende

1 comentario:

  1. Venga, animo!!
    Hay que siguir luchando, con más fuerza en estos tiempos actuales, por la protección y la defensa de la naturaleza. El trabajo lo imagino arduo pero vale la pena, si hay algo sobre este mundo que nos ofrezca vida a cambio es la protección de la naturaleza y la biodiversidad. Hay que luchar en todos los frentes...

    Gracias por tu blog en donde reflejas vuestro tan bonito y útil trabajo.

    ResponderEliminar