14 de marzo de 2013

La migración primaveral de las aves

Como todos los años por estas fechas, muchas de las especies de aves que se reproducen en la Península Ibérica y en el resto de Europa realizan en estos momentos sus viajes de vuelta desde las zonas de invernada a sus lugares de cría. Rapaces, golondrinas, cucos, autillos y demás especies abandonan sus cuarteles de inverno africanos, muchos de ellos más allá del desierto del Sáhara, y realizan un viaje de miles de kilómetros hacia las zonas de cría. En estas fechas ya es posible observar en distintos puntos de España ejemplares de Golondrina común (Hirundo rustica), Golondrina daúrica (Cecropis daurica), Avión común (Delichon urbica), Alimoche común (Neoprhon percnopterus), Milano negro (Milvus migrans), Cernícalo primilla (Falco naunnami), Cuco europeo (Cuculus canorus), e incluso ya ha sido visto algún ejemplar de Culebrera europea (Circaetus gallicus)

De igual manera, muchas de las especies que realizaban la invernada en España, provenientes de latitudes europeas más septentrionales, ya han efectuado su migración o están a punto de hacerlo. Ánsares, grullas y muchas anátidas han abandonado prácticamente en su totalidad la Península Ibérica, y otras especies como avefrías o estorninos pintos están realizando en estos días concentraciones previas a la migración.

Ejemplar de Golondrina común (Hirundo rustica)
La fecha de inicio del viaje varía en función de las especies. Así entre las especies de invernada en África, hay algunas que comienzan el viaje a finales de febrero e inicios de marzo como la Golondrina común (Hirundo rustica), o Milano negro (Milvus migrans), mientras que otras retrasan su migración hasta fechas posteriores, como las águilas calzadas (Aquila pennata) o los chotacabras europeos (Caprimulgus europaeus). En todo caso, la mayoría de las especies que realizan esta migración, conocida como migración prenupcial, lo hacen de forma muy rápida realizando paradas muy cortas para descansar y, sobre todo alimentarse. El objetivo es llegar lo más rápido posible  a las zonas de reproducción y conseguir ocupar los mejores territorios reproductores o defender los nidos de años anteriores de posibles rivales de la misma especie o incluso de otras especies cercanas.

El seguimiento de la migración de las aves es uno de los aspectos de la ornitología del que más estudios se han realizado. Estudios fenológicos clásicos sobre las fechas de llegada de las diferentes especies o la utilización de herramientas tradicionales como el anillamiento científico, se unen a las modernas técnicas de radioseguimiento con emisores GPS/GSM, que han permitido determinar las rutas de migración de muchas especies, las zonas de paso, la duración y distancia de las migraciones o las fechas de salida y llegada. 

BIOSFERA Consultoría Medioambiental a lo largo de sus diferentes trabajos de seguimiento de avifauna ha llevado a cabo estudios concretos de migración de diferentes especies de aves como Aguilucho pálido (Circus cyaneus), Aguilucho cenizo (Circus pygargus) o Alimoche común (N. percnopterus), incluido el marcaje con emisores GPS satélite y radioseguimiento de varios ejemplares de cigüeña negra (Ciconia nigra).

Marcaje de ejemplar de Cigüeña negra (Ciconia nigra) con emisores GPS Satelite

Si quieres ampliar la información sobre nuestros servicios en Seguimiento de avifaunapincha aquí.

Igualmente puedes ver nuestras publicaciones y experiencia en estos trabajos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario