7 de marzo de 2013

Marcaje y Radioseguimiento de fauna: datos de migración

La aplicación de las nuevas tecnologías en los trabajos de gestión y conservación de especies de fauna emblemáticas esta siendo cada vez más utilizado, y resulta de especial interés para la obtención de valiosa información que amplía el conocimiento de diferentes grupos faunísticos.

Las técnicas de marcaje y radioseguimiento se han ido incorporando a distintos trabajos encuadrados en proyectos de Gestión y Conservación, Biodiversidad e Investigación en los últimos años. A través de emisores VHF y emisores GPS, otros dispositivos como geolocalizadores, se ha podido determinar aspectos cruciales en la gestión y el manejo de sus poblaciones como el uso del territorio, las áreas de campeo, las zonas de alimentación y áreas de dispersión e incluso las rutas migratorias seguidas por los animales marcados.

Emisor GPS para el radiomarcaje de fauna.

En este caso tenemos el ejemplo de la utilización del marcaje de avifauna, para la obtención de datos sobre las áreas de alimentación y las rutas seguidas en sus desplazamientos migratorios. Estos estudios han permitido conocer cuestiones desconocidas de numerosas especies, muchas de las cuales serían imposible de determinar por otros medios, y además en un tiempo record y con una calidad muy elevada, como por ejemplo altura de vuelo, velocidad de  desplazamiento, etc. Este es el caso por ejemplo de Max, fallecida a finales de 2012, y que fue una de las primeras cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) a las que se incorporó un emisor, allá por 1999, y que ayudó a trazar las rutas migratorias en el paleártico occidental.

BIOSFERA también ha participado activamente en el marcaje y seguimiento de aves lo cual ha permitido ahondar aún más en la biología de una de las especies más emblemáticas de nuestras fauna, la cigüeña negra (Ciconia nigra). Entre 2009 y 2010 BIOSFERA fue responsable de los trabajos de captura, marcaje con emisores GPS / Satelite de 5 ejemplares de cigüeña negra y su posterior seguimiento lo que ha permitido conocer las áreas de invernada  y las rutas seguidas en sus desplazamientos migratorios. 

Técnicos de  BIOSFERA realizando el radiomarcaje con emisores PPT/GPS de un ejemplare de Cigüeña negra.

La recepción y análisis de los datos generados por estas 5 cigüeñas negras marcadas, por ejemplo, que a día de hoy suponen  la friolera de casi 20.000 localizaciones, ha permitido a nuestros expertos en Cartografía, SIG y Teledetección, determinar el uso del espacio y conocer las zonas de alimentación. estos datos permiten adoptar medidas específicas para la conservación de sus hábitats, así como determinar las áreas de invernada y los lugares estratégicos de reposo y alimentación utilizados en la migración. 

Ruta de Migración pre-nupcial de Cigüeña negra (Ciconia nigra).

Este es sólo un ejemplo de las aplicaciones que se llevan acabo con estas nuevas tecnologías. Cada día son más frecuentes las noticias de la aplicación de estas técnicas a los estudios faunísticos, y poco a poco se van recogiendo nuevos datos y profundizando en el conocimiento de las especies. La calidad de los datos obtenidos mediante estas técnicas compensa sin lugar a dudas el elevado coste de estas tecnologías y hace posible la elaboración de unos planes de conservación y unos trabajos de Gestión y Conservación tanto de especies como de espacios naturales de gran calidad y rigor técnico.

La aplicación de estas técnicas es cada vez más frecuente, ampliándose el rango de especies objetivo día a día, conforme avanza la tecnología. En BIOSFERA  estaremos pendientes de las últimas novedades en este campo y te mantendremos informado de la aparición en el mercado de nuevos materiales y nuevas utilidades y las iremos compartiendo con vosotros. Por ahora puedes ver algunos de estos trabajos en nuestra sección de Marcaje y Radioseguimietno, así como los distintos trabajos de Gestión y Conservación de Fauna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario