16 de abril de 2013

Los Macrófitos como indicadores del estado ecológico

La Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas, recoge los principios básicos de una política de aguas sostenible en la Unión Europea. Ésta Directiva Marco del Agua (DMA) pretende fijar un marco para la protección de las aguas que prevenga todo deterioro adicional y proteja y mejore el estado de los ecosistemas acuáticos. 

La determinación del estado ecológico de las masas de agua superficial siguiendo la DMA se realiza usando una serie de organismos indicadores de la calidad de las aguas. Entre los indicadores biológicos aparecen los macroinvertebrados bentónicos tanto marinos como de agua dulce, el fitobentos, los macrófitos, el fitoplancton,  los peces, las macroalgas y las angiospermas.

Lecho flotante de Potamogeton nodosus

Los macrofitos son plantas acuáticas (macroalgas, briófitos y cormófitos) visibles a simple vista entre las que destacan dos grandes tipos, los hidrofitos y los helófitos. Los primeros son las plantas acuáticas que completan su ciclo biológico cuando todas sus partes se encuentran sumergidas o flotando en la superficie, mientras que los helófitos son plantas anfibias con la parte inferior sumergida en el agua. 

Su utilización como bioindicador obedece a unos requerimientos biológicos elevados y una sensibilidad elevada frente a las presiones fisicoquímicas y antrópicas. Y es que estos grupos son muy sensibles a los cambios de calidad en las condiciones fisico-químicas del agua, como por ejemplo a las variaciones en la presencia de nutrientes, de ciertos contaminantes químicos, a los niveles de eutrofización y de anoxia en las aguas o a los cambios en la salinidad, turbidez o temperatura del agua. Los macrófitos manifiestan frente a esas alteraciones una respuesta a medio y largo plazo que es utilizada por los investigadores como reflejo de las condiciones de calidad existentes en un entorno fluvial concreto durante los últimos meses y años. Es posible incluso detectar cambios hidromorfológicos relacionados con las variaciones de caudal en los ríos al producirse una respuesta en el cambio de cobertura de estos grupos. La respuesta ante las perturbaciones es diferente entre especies

Realización de un tramo de muestreo

El uso de macrófitos como bioindicadores tiene como principales ventajas la facilidad de determinación específica al ser visibles a simple vista y encontrase fijadas, al haber relativamente pocas especies dentro de una región y al hecho incluso de que la mayor parte de la taxonomía puede realizarse in situ, sin ser necesaria su recolección y su posterior identificación ene laboratorio (Carbiener et al., 1990; Clarke & Wharton, 2001). Otra ventaja es que tienen una vida relativamente larga por lo que pueden integrar los cambios estacionales o las variaciones temporales en los factores de perturbación. Las desventajas son la marcada estacionalidad de muchas especies, lo que provoca su desaparición durante el invierno y una respuesta de muchas especies de macrófitos a los contaminantes en el agua o en el sedimento aun poco documentada (Clarke & Wharton, 2001).

En España, según lo establecido en la Orden ARM/2656/2008, de 10 de septiembre, por la que se aprueba la instrucción de planificación hidrológica (IPH), los macrofitos pueden ser utilizados para determinar el estado ecológico de los lagos. Los indicadores establecidos por la IPH son la presencia de macrofitos introducidos y el porcentaje de cobertura de vegetación típica, aunque suelen usarse determinados índices como adaptaciones a España del índice MTR (Mean Trophic Rank) desarrollado por Dawson et al., (1999) y Holmes et al., (1999) para la evaluación del estado trófico de los ríos ingleses y basado en la presencia y abundancia de las especies de macrófitos indicadoras.

BIOSFERA Consultoría Medioambiental ha realizado un gran número de estudios en los que se ha usado los macrofitos para determinar el estado ecológico de las aguas de ríos de diferentes zonas de la Península Ibérica, tanto de España como de Portugal. Posee un equipo de taxónomos expertos en la determinación in situ de los macrofitos y en la aplicación de las métricas requeridas.  

Amplia la información sobre estudios de Flora y Vegetación pinchando aquí, o de los estudios completos de Directiva Marco del Agua pinchando aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario