23 de mayo de 2013

Macroalgas como indicadores del estado ecológico de las aguas

La Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas, instituye los principios básicos de una política de aguas sostenible en la Unión Europea. Ésta Directiva Marco del Agua (DMA) pretende fijar un marco para la protección de las aguas que prevenga todo deterioro adicional y proteja y mejore el estado de los ecosistemas acuáticos. 

La determinación del estado ecológico de las masas de agua superficial siguiendo la DMA se realiza usando una serie de organismos indicadores de la calidad de las aguas. Entre los indicadores biológicos aparecen los macroinvertebrados bentónicos tanto marinos como de agua dulce, el fitobentos, los macrófitos, el fitoplancton,  los peces, las macroalgas y las angiospermas.

Las macroalgas ocupan los fondos rocosos de las costas principalmente en la zona intermareal y submareal. Constituyen la vegetación dominante en estas áreas, estructuran las comunidades que allí aparecen y dan cobijo y alimento a las especies de fauna. Su presencia está limitada en el intermareal por la altura de la marea y su resistencia a la desecación y en el submareal está influenciada por la profundidad y la llegada de luz solar.

Algas en la zona intermareal. Comunidad dominada principalmente
por algas pardas y verdes como Ascophyllum nodosum 

Pero otro factor que les limita son las alteraciones antrópicas de las condiciones ambientales, como por ejemplo, el aumento de la turbidez de las aguas como resultado de la contaminación. Actuaciones como los dragados o los rellenos de zonas costeras influyen de forma clara sobre estas macroalgas, ya que conllevan un incremento de los sólidos en suspensión, que alteran la cantidad y calidad de luz en la columna de agua, y que se depositan sobre la superficie de las macroalgas, disminuyendo globalmente su capacidad fotosintética, y con ello su viabilidad y la de la fauna asociada. La respuesta diferencial de las especies y su diferente grado de tolerancia frente a perturbaciones posibilita que mediante la caracterización de la comunidad de macroalgas se pueda inferir signos de algún tipo de alteración antrópica o ambiental y permite establecer programas a lo largo del tiempo de monitorización del estado ecológico de las aguas usando estos taxones.

 Algas en zona submareal. Comunidad dominada por algas rojas como
Gelidium sesquipedale, Plocamium cartilagineum, Acrosorium sp. y de Ceramiales 

En España, según lo establecido en la Orden ARM/2656/2008, de 10 de septiembre, por la que se aprueba la instrucción de planificación hidrológica, las macroalgas pueden ser utilizadas para determinar el estado ecológico de las aguas de transición (estuarios, rías, marismas) y las aguas costeras. Los indicadores establecidos por la IPH son el índice CFR para el océano Atlántico (Cantábrico, Atlántico Galicia, Andalucía y Canarias) y el índice CAR LIT/Benthos para el mar Mediterráneo. Ambos índices se basan en la asignación de una puntuación a los taxones en función de su tolerancia (mayor o menor) a la contaminación.

BIOSFERA Consultoría Medioambiental, S.L. ha realizado abundantes estudios en los que se han usado las macroalgas para determinar el estado ecológico de estuarios, zonas costeras, puertos, etc de diferentes zonas de la Península Ibérica. BIOSFERA cuenta con un equipo de profesionales expertos en la toma de muestras, un laboratorio con técnicos especializados en la separación de las muestras, así como taxónomos con amplia experiencia en la determinación de macroalgas, en el cálculo de las métricas requeridas y en la aplicación de los protocolos establecidos por la Directiva Marco del Agua (DMA).
tricas requeridas.  

Amplia la información sobre estudios de Flora y Vegetación pinchando aquí, o de los estudios completos de Directiva Marco del Agua pinchando aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario