16 de mayo de 2013

Refuerzos poblacionales y Reintroducciones

Los refuerzos poblacionales y reintroducciones, tanto de especies protegidas, especies cinegéticas, especies presas o alimento, especies depredador, etc., son una de las medidas de conservación y de gestión de poblaciones más controvertidas, siempre ante la tesitura del intervenir o bien dejar actuar a la propia naturaleza.

En la mayoría de casos estas actuaciones responden al objetivo de aumentar el número de individuos reproductores de especies amenazadas, o bien de incrementar las presas y alimento disponible para estas especies amenazadas, pero en otras ocasiones responden a criterios genéticos de las poblaciones, o incluso a intentos de controlar biológicamente a especies invasoras muy problemáticas, por poner una serie de ejemplos.

A la hora de utilizar estas técnicas de intervención como herramienta de Gestión y Conservación, es muy importante valorar una serie de factores indispensables a tener en cuenta para que tengan una utilidad y éxito adecuados a la actuación necesaria.

Reforzamiento poblacional de conejo realizado por BIOSFERA Consultoría Medioambiental.

Estas actuaciones suelen responder a situaciones muy concretas, y suele requerir de profesionales con experiencia que evalúen y sepan aplicar todos los criterios necesarios. En la actualidad existen guías y criterios para evaluar y guiar estas actuaciones, destacando las guía de recomendaciones del grupo de reintroducciones de la IUCN.

En la actualidad la IUCN ha desarrollado un nuevo borrador que  hace una aproximación a la realidad de estas actuaciones diferenciando translocaciones de conservación y otras translocaciones que no se hacen con fines conservacionistas, sino que responden a objetivos de distinta índole como pueden ser fines cinegéticos, forestales, estéticos, etc.

Esquema de la guía sobre reintroducciones de la IUCN

Los estudios previos se hacen indispensables tanto para estas como para cualquier actuación, puesto que la recogida de los datos previos es clave a la hora de evaluar los riesgos, los objetivos, la adecuación técnica, y finalmente el éxito de las medidas.

Una vez el proyecto se valora adecuado, los trabajos deben ser ejecutados por profesionales con suficiente experiencia según las especies objetivo para garantizar el éxito. Igualmente el Seguimiento y Monitorización de los proyectos es indispensable hasta que las poblaciones se estabilizan, siendo necesario en ocasiones realizar nuevas intervenciones en base a la evolución de los mismos.

Para ver los trabajos que BIOSFERA realiza en este campo, y de otros estudios de Gestión y Conservación de Fauna pincha aquí.

Hasta que el nuevo borrador de la IUCN se publique, la guía de referencia es la del 2012 que te puedes descargar pinchando aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario