16 de octubre de 2013

Traslado de poblaciones piscícolas mediante pesca eléctrica

En la actualidad la elevada antropización de las zonas rurales próximas a los cursos fluviales, en gran parte debido a la creciente necesidad de agua, y a la fertilidad de las vegas, conlleva inevitablemente a un incremento de la demanda de los vecinos por realizar diversas actuaciones para gestionar los cauces, como son infraestructuras de protección, dragados, derivaciones, limpiezas de restos, etc.

Una de las medidas protectoras más habituales exigidas por las administración competente es la realización, con carácter previo a la realización de cualquier actuación u obra, de una translocación o traslado de las poblaciones piscícolas presentes en el tramo objeto de actuación. Ésta medida es especialmente necesaria en aquellos cursos fluviales donde se conozca la existencia de especies de ictiofauna protegidas o de especial interés socio económico, como la anguila (Anguila anguila), el salmón (Salmo salar) o  la lamprea (Petromyzon marinus).

Para la realización de una pesca eléctrica es necesario la intervención de personal con experiencia, pues es necesario determinar el nivel de intensidad eléctrica y la tipología del pulso según las características del agua y la naturaleza del cauce. Se trata simplemente de aturdir momentáneamente a la ictiofauna maximizando el número de ejemplares capturados para su traslado, pero siempre evitando los episodios de mortalidad, principalmente derivados de elevados niveles de electricidad o de falta de oxígeno en el momento del traslado.

Además del aturdimiento eléctrico propiamente dicho, el proceso complete también conlleva una serie de tareas de mantenimiento en contenedor (oxigenación, control de la temperatura del agua, control de las vibraciones, etc.), que se deben tener bajo control en función de distintos factores (distancia a la zona de suelta, temperatura ambiente, densidad de peces, etc.), para filialmente conseguir un traslado exitoso de la ictiofauna.

Trabajos especializados en pescas eléctricas, experiencia en pesca eléctrica y estudios de ictiofauna
Medida de ejempla de Anguila (Anguila anguila) en uno de los trabajos de traslado de ictiofauna de BIOSFERA.

Éste tipo de técnicas también son empleadas para la captura, estudio y traslado de otro tipo de organismos como reptiles acuáticos, anfibios y macroinvertebrados, o bien para la erradicación de especies alóctonas invasoras (lucios, percasol, cangrejo de río americano, etc.) que contribuyen a una degradación de las comunidades de peces y del estado de conservación del río.

Desde BIOSFERA llevamos muchos años realizando pescas eléctricas tanto para el traslado de poblaciones piscícolas con motivo de obras civiles en los cursos fluviales, como para realizar estudios de la comunidad de ictiofauna presente y determinar del estado ecológico de la masa de agua (Directiva Marco de Agua). Debe recordarse que éstas actividades están reguladas por la legislación vigente y deben ser realizadas con autorización administrativa, y normalmente bajo supervisión de guardería del medio natural.

Puedes acceder a más información sobre los diversos estudios y trabajos de gestión y conservación que realiza BIOSFERA relacionados con la fauna pinchando aquí.

Puedes ver un ejemplo de pesca eléctrica accediendo a nuestro canal YouTube BIOSFERA, así como ver alguna noticias en prensa escrita relacionadas con éste tipo de trabajos que BIOSFERA ha realizado en estos últimos meses en ríos de Asturias pinchando aquí.

2 de octubre de 2013

Exclusión del trámite de evaluación de impacto ambiental

El Consejo de Ministros ha aprobado un Acuerdo por el que se declaran excluidas del trámite normalizado de evaluación de impacto ambiental las obras de emergencia 'Actuaciones en el dominio público hidráulico para paliar los efectos de las avenidas de marzo y abril de 2013 en la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias'.

Éstas actuaciones de emergencia, promovidas por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, consisten básicamente en obras de acondicionamiento y defensa de márgenes, implicando podas, desbroces de ribera, corta de árboles caídos, retirada de sedimentos en márgenes y dragados y reconstrucción de escolleras.

Ejemplo de una de las actuaciones en el río Eo

BIOSFERA Consultoría Medioambiental en colaboración con TRAGSA ha participado en la elaboración de los documentos técnicos que sirvieron de base para exclusión de evaluación de impacto ambiental. Partiendo de un estudio en detalle de los valores naturales (hábitats y taxones de interés comunitario) presentes en cada una de los emplazamientos de actuación, se establecieron unas medidas protectoras y correctoras específicas que garantizasen la preservación del entorno.

Por su afección a espacios catalogados como Red Natura 2000, las actuaciones, cuya ejecución es "apremiante", están incluidas en el ámbito de aplicación de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental. Pero ante la necesidad que tiene la Administración de actuar "de manera inmediata", y de dar inicio a las obras lo antes posible, se ha estimado pertinente iniciar el trámite previsto en la disposición adicional segunda del Real Decreto Ley del 11 de enero de 2008, por el que se aprobó el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental, que habilita al Consejo de Ministros a excluir por motivos excepcionales determinados proyectos del trámite de evaluación de impacto ambiental.

Ver la noticia completa en 20minutos.es

Algo más sobre la Evaluación de Impacto Ambiental