4 de febrero de 2014

Estudios de náyades de BIOSFERA: la Margaritifera y otros mejillones de río


Los mejillones de río o náyades son un grupo de bivalvos antiguamente muy comunes en los cursos fluviales de la Península Ibérica, y que hoy en día han ido reduciendo su presencia por distintos factores antrópicos como los aprovechamientos hidroeléctricos, la contaminación de las aguas entre, y otros efectos secundarios asociados a la antropización. Existen distintas especies de mejillones de río siendo los más frecuentes la Anodonta anatina y el Unio delphinus, pero sin duda la estrella de las náyades es la  Margaritifera margaritifera.

La presencia de las poblaciones más significativas de estos mejillones naturales de los ríos ha sido reducida a unos pocos ríos del Noroeste peninsular (Asturias, Galicia, algunas zonas de Castilla y león y Norte de Portugal).

Son moluscos bivalvos muy longevos, pudiendo vivir del orden de cien años, de gran tamaño en ocasiones de hasta 16 – 20 cm, pudiendo encontrarse ejemplares muy grandes, estos habitan en cauces de aguas dulces con unas características muy específicas. En el caso de la Margaritifera margaritifera pueden alcanzar más de cien años

Búsqueda de Margaritifera margaritifera realizados técnicos de BIOSFERA.

Además son especies muy sensibles a la polución y contaminación hídrica que suelen aparecer en cursos de aguas limpias, frías, y dependiendo de la especie en zonas de mayor sombra o asociadas a distintas formaciones ribereñas, por lo que son utilizadas como especies bioindicadoras de la calidad de las aguas.

Su ciclo vital es complejo e interesante, lo que le da un mayor valor como indicador de los ríos, pues está directamente relacionado en la mayoría de casos con la presencia de especies de ictiofauna, que también viven en las aguas de mayor calidad como son los salmónidos

Los hembras de estos mejillones de río para reproducirse liberan millones de larvas, denominadas gloquídios, los cuales se fijan en las branquias de algunos peces al objeto de poder subir a otras zonas altas de los cursos fluviales con mayor calidad de agua. De ésta forma en las fases tempranas de los mejillones se sueltan de los peces en sus frezaderos, después según los mejillones van creciendo se dispersan a zonas de cantos rodados y con otro tipo de características donde forman colonias.

Náyades procedentes de una translocación de colonias afectadas por una obra civil realizada por BIOSFERA

Su estudio y conservación en la actualidad es importante, desde BIOSFERA se realizan distintos estudios de presencia y distribución, detectando las zonas más adecuadas, y presencia de colonias. El conocimiento de la especie en la actualidad y distintos proyectos destinados a su conservación son claves, pues debido al complejo ciclo que tiene, para cada especie, la manera de estudiarlos, y la localización y presencia de distintos hábitats en el río se hace indispensable para la supervivencia de estos organismos filtradores y depuradores de nuestros ríos.

Puedes visitar los trabajos que realiza BIOSFERA en este campo y otros estudios de biodiversidad pinchando aquí, puedes visitar algunos de los principales proyectos que se están llevando a cabo para la conservación de la Margaritifera, pinchando aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario